lunes, 14 de julio de 2008

¿Por qué nos insultan? (2ª parte)

Declaraciones del Papa a los periodistas en el avión que le lleva a Australia, donde, por lo visto, se han dado casos de abusos sexuales a menores por parte de curas católicos: la pederastia es un comportamiento "incompatible con el sacerdocio, porque contradice la santidad". Benedicto, por amor de Dios, que la pederastia es incompatible con TODO: con el sacerdocio, con la jardinería, con el periodismo, con la abogacía, con la pesca, con el fútbol, con la papiroflexia... porque es un delito, y quienes lo cometen deberían estar en la cárcel o colgados de un árbol. A mí los asuntos internos de cualquier institución religiosa me son indiferentes -no sus delitos, que se convierten, evidentemente, en asuntos "externos"-, pero quizá el máximo representante del catolicismo debería plantearse que, si los sacerdotes tuvieran libertad para casarse, follar o masturbarse, a lo mejor descendía el número de "incompatibilidades", por aquello de la represión del deseo. Ni el adolescente más pajillero está tan obsesionado por el sexo como la Iglesia Católica. La diferencia es que al primero se le pasa durante un rato tras cada "acto intrínseca y gravemente desordenado" (este último entrecomillado, extraído de la Declaración "Persona humana" de la Congregación para la Doctrina de la Fe).

10 comentarios:

Princesa Amigdala dijo...

Ante tamaña declaración, no sé muy bien qeu añadir, señor Mazinger.
Es contrario a Santidad, pero enviarlos a reflexionar a las misiones, lejos de los medios y con los niños correteando por allí tampoco es que me parezca muy buena idea.

mony penny dijo...

Estos tienen lo del doble rasero patentado

askerrit dijo...

Después también podrían contar aquello tan bonito de los cascos azules y las violaciones.
¿Militares en misión de PAZ?

Juan Fran dijo...

Tú última pregunta, acaso no hay pederasta casados y con novia?

Creo que tu silogismo, no es válido.

Otis Driftwood dijo...

Prince, seguro que están todos enganchados a OT, que ya se sabe que es un programa para treintañeros con fantasías húmedas adolescentes.

Mony, y eso que no hemos hablado de la Iglesia y la homosexualidad. Cuando se confirme científicamente, como todo parece apuntar, que gran parte de los homosexuales nacen, no se hacen, a ver con qué gilipollez nos salen.

No sé, Askerrit. Trabajé para Naciones Unidas un tiempo y hasta su funcionario o colaborador más progre reconocía o pedía a gritos, según la crisis, la intervención de militares para poner orden. Son unos maestros de la logística.

JuanFran, ¿mande?

Juan Fran dijo...

Que no creo que el voto de castidad influya en la pedofilia.

askerrit dijo...

¿Y por qué no mandan a los cascos azules para solventar la crisis económica?

Tarquin Winot dijo...

Obviamente, ser casto no te convierte en pedófilo. Pero, reprimir algo tan natural como el deseo por otra persona, es, indudablemente una carencia que, de algún modo debe exteriorizarse, sean hombres, mujeres, gallinas o cantos a Onan.

Hache Muda dijo...

No creo que tenga que ver la pedofilia con la castidad, bien sea obligada (sacerdocio, no te comas un rosco) o voluntaria(porque te da la gana o porque estás comprometido con otra persona)

Yo, en mi humilde opinión, diría que la pedofilia está relacionada con un trastorno mental muy serio.
Más que nada para que no mezcléis unas cosas con otras, ni se generalice.

En cualquier caso, estoy de acuerdo con Otis en que la frasecita del Benedicto es una estupidez supina.

Otis Driftwood dijo...

JuanFran, por eso puse "a lo mejor". Era una patética ironía...

Askerrit, no les des ideas.

Tarquin, ¿te tocaste ayer con OT?

Hache, welcome home again.